lunes, enero 18, 2010

Reflexiones en torno a la democracia

Siempre he pensado que hay 3 clases de personas no aptas para gobernar un país: los religiosos, los militares, y los empresarios. Y 20 años después una de estas hipótesis se repite.
Si recordamos las lecciones que nos pudieron dar nuestros maestros de historia durante la época escolar, podremos revivir los episodios de los reyes absolutistas ocurridos en Francia con Luis XIV, apodado el rey sol, o bien el caso inglés con Enrique VIII, quien además de ser el representante del absolutismo en el archipiélago británico, y ser un “amante empedernido”, era además el jefe de la iglesia anglicana, título que solo una persona de esas características pudo pretender para si.
Pues bien, a partir de los sucesos del domingo 17 de enero, se puede decir que la moneda tiene la misma cara: la del absolutismo. Vamos por parte.


El absolutismo político y económico
Antes que nada, un poco mas de la mitad del pueblo de Chile (el 51,6%), de los debidamente inscritos en los Registros Electorales, manifestó su preferencia. Sebastián Piñera es el nuevo presidente de Chile, y para quienes amamos y defendemos la democracia, el hombre gano en buena lid, al igual que su último antecesor democrático de bancada, el presidente Jorge Alessandri Rodríguez, y eso se felicita porque deja entrever un limpio ejercicio cívico. No puede decir eso mismo el último presidente de extrema derecha en ejercicio, el ex dictador Pinochet, que ocupo formas convencionales de la guerra para sentarse en el sillón presidencial y cruzar la banda tricolor en su desquiciada humanidad.
Hoy serán gobierno. Ergo, dejaron de ser oposición. Es probable que la puerta giratoria ya no exista, que el crecimiento económico haya alcanzado a todas las esferas del país, en cada uno de sus rincones y que la educación va por buen rumbo. El Transantiago es probable que este como máquina. Las instituciones, de seguro, funcionarán y la corrupción será algo muy difícil de encontrar en alguna oficina pública. Y lógicamente los bandidos serán quienes critican. Lo mas probable es que tengamos un Ministro del Interior y un subsecretario de la misma cartera muy rudos, como suelen ser los ministros del interior y que, independiente del bando político que sean, la chaqueta de las SS les quedará bien. Y es muy factible que tengamos una regia ministra secretaria general de gobierno, blonda, curvilínea, de voz chillona y posiblemente con poca o nula opinión. El ministro de Defensa, dentro de 4 años, podrá decir que el gobierno y las FF.AA. no tenían una relación tan excelente desde hacia muchas décadas –lo cual dicho sea de paso es lo mejor, no hay nada mas horrendo que recordar el boinazo durante el gobierno de Aylwin- … en fin, todo eso puede pasar.
Me preocupa la NO separación entre la política y los intereses económicos. Seria vergonzoso si la ley anti monopolios se derogara, y que LAN pase a comprar Sky Airlines, o que Colo Colo compre a la UC.
Ayer, al momento de las celebraciones, hubo un par de hechos que me dieron terror, el mismo que seguramente sintió Hindenburg al momento de nombrar Canciller a Hitler. Todos consisten en participantes que pudimos apreciar por los medios, y que sin duda pertenece al grupo de los trasnochados desde las horas más oscuras por las que vivió nuestro país: en primer lugar, un sujeto con boina negra y lentes oscuros al estilo de la DINA o del CNI, al igual que sus acompañantes. Muchos lo pudimos ver por la televisión, específicamente por Canal 13.
Así también, otra señora de esas odiosas que uno puede encontrar en reuniones sociales, sacó su busto de Augusto Pinochet. Me pregunto ¿qué significa Augusto Pinochet en una elección como ésta?, ¿iba de candidato? Lo cierto es que el único acto en que su persona estuvo en juego fue el plebiscito para aprobar o desaprobar su permanencia en el poder.
Finalmente, otra mujer rubia y con un cuerpo que no representaba su verdadera edad, sostenía ante las cámaras que “llego la hora de los que sabemos gobernar de verdad”. La forma de gobernar -como ella dice que sabe- ¿será hecha con el látigo y la sangre, con balas y dolor? Espero que no, pero símbolos como aquellos me dan una profunda DESCONFIANZA en un gobierno que pretende ser el del CAMBIO. Espero no ser espectador de un gobierno autoritario, y que mis elucubraciones no sean tales.


El absolutismo de la prepotencia y el desprecio al camarada

Respecto a la Concertación la tarea no es menor: definitivamente esta derrota es la última señal de una crisis cuya mochila han estado cargando muchos desde hace un tiempo y que se calló, que se trato de ocultar y desprestigiar a quienes tuvieron la osadía y valentía de desafiar a la clase dominante en dicha coalición. El triunfo de Piñera, en lo único que me satisface, es el hecho que la Concertación deberá renovarse y refundarse, sacar la calaña que siembra la cizaña, que impide el progreso y que olvida los anhelos que muchos chilenos depositaron en ella durante el plebiscito y la primera elección presidencial en democracia. Todas las buenas intenciones en las que muchos creímos -y seguimos creyendo actualmente- aparentemente fueron dejadas de lado en pos de los beneficios a tecnócratas y operadores políticos, instalados en el servicio publico, y que muchas veces no cuentan con la debida competencia.
Para mejorar, refundar, o renovar la concertación, se debe pensar también que los modos de reclutamiento de adherentes debe cambiar. No solo basta con adherir a los principios formativos e inspiradores de cada uno de los partidos, sino que también los filtros al interior de éstos deben funcionar. Alguna vez vi lamentables prácticas, como el llevar la correspondiente ficha a los carretes y, aprovechando la curadera del indefenso ser poseído por la tentación alcohólica, hacerlo firmar y plantarle una militancia de la cual posiblemente no estaba consciente. O también lo que muchos vimos durante el primer semestre del año: la realización de primarias ABIERTAS para escoger al entonces futuro candidato de la concertación. Ese hecho me recordo en parte las primitivas elecciones en nuestro país, cuando el patrón del fundo regalaba poco menos que un saco de papas y una chuica de vino a sus peones para que votasen por su candidato, el cual la mayoría de las veces, era del partido conservador. Definitivamente las primarias del año 2009 fueron obscenas y una muestra de falta de civismo.
En mi calidad de ex participe de un partido político, al cual afortunadamente no llegue a militar, pude comprobar in situ lo que significa el apernarse en los cargos desde la más tierna juventud. Y muy personalmente, en como se aportillan las ideas y proyectos que con voluntad y esfuerzo se intentan concretar, para que posteriormente el patrón de fundo, el hombre poderoso de la célula partidista universitaria, manifieste que simplemente las cosas no se hacen porque su parecer así le dice, sin motivo fundado. Y bajo estas circunstancias surgen figuras -como Marco Enríquez-Ominami (MEO)- las cuales, aunque tengan su particular punto de vista, y pueda no gustarle a todos, están descontentas del statu quo, ya sea en su partido, ya sea en la agonizante Concertación. Y el descontento nadie lo puede ocultar; ya es una realidad manifiesta.
Ahora es el momento que hagan un análisis mas profundo y reflexionen sobre esa prepotencia que hubo para dejar de lado a todos aquellos que tenían ideas frescas para renovar la Concertación, sobre los errores cometidos y que de pasadita vean parte de la calaña dirigente que tienen al interior de sus partidos. Por lo menos quienes fuimos alguna vez parte de las bases de alguno de los partidos oficialistas nos aburrimos de aquellos caudillos de la clase dirigente a los cuales les elevaban ermitas y les prendían velas.
Mi único deseo es que el espíritu que inspiro una acción decidida como en el plebiscito del 88, tenga una nueva opción o referente en que creer, sin las vacas sagradas existentes, con una renovación de espíritu y de lucha por las creencias republicanas y estatales que muchos tenemos, en que el servicio publico sea una realidad y no un pago de favores políticos, como muchos conocidos míos pretendan esconder.
Ojala que quienes no profesamos religión alguna, no nos veamos entrampados en la madeja religiosa del nuevo gobierno, y que nuestros derechos nos sean vulnerados como ocurrió en el ultimo gobierno ultra derechista
Finalmente, deseo que a este y a todos los gobiernos le vaya excelente, porque los destinatarios de sus obras, de sus aciertos y de sus errores somos los chilenos. Y somos nosotros los que en 4 años más iremos a cobrar el arriendo en cualquier momento a los arrendatarios de La Moneda.

1 Comments:

Blogger Priscila Alarcón se mando el siguiente carril:

Gran Mario:
Excelente... como siempre. Concuerdo contigo, imagínate yo estoy de muerte con Joaco en el Minedu...
se nos viene días difíciles de soportar.
Saludines...

febrero 10, 2010 8:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home